Este post es para ti si te pasas toda la semana trabajando y cuando llega el fin de semana no te queda otra opción que pasarlo limpiando, haciendo lavadoras, colgando ropa y planchando.

Con estos consejos conseguirás mantener la casa limpia y en orden sin tener que dejarlo todo para tus días libres. ¡Veamos!

Y aquí viene la lista de consejos:

  1. Limpia de arriba abajo: así, la suciedad y el polvo se acumularán en el piso, el cual limpiaremos al final del todo.
  2. No dejes que se queden las manchas en la alfombra. Si has ensuciado, limpia en el momento. La limpieza será más sencilla si es reciente, si dejas pasar el tiempo la suciedad se incrustará y el trabajo que habrá que dedicarle será mayor.
  3. Cuando cuelgues la ropa, déjala con la menor cantidad de arrugas posibles. Así luego tardarás menos en planchar, o igual ni es necesario (según qué tejido).
  4. Reparte las lavadoras entre semana. Lo último que podemos hacer es permitir que se acumule ropa, es mejor hacer lavados medianos, ya que es un proceso lento. ¡Ah! ¡Aprovecha el buen tiempo!
  5. No dejes que se acumulen migas en la cocina, ni tampoco residuos. Cada vez que cocines o comas usa una bandeja. Si ves que has manchado o se han caído migas límpialo todo cuando termines de comer. Nuestro consejo: El mejor momento del día es después de cenar.
  6. El horno: lo mismo que con lo demás. Aprovecha cada vez que termines de cocinar y límpialo. Así no se quedará con olores ni se acumularán residuos incrustados.
  7. En el baño, nuestra recomendación es ser constantes y limpiarlo por encima 2 veces a la semana y una limpieza en profundidad cada 2 semanas. Y recuerda: si ensucias limpia en el momento.

 

Como ves, la clave es la organización. Si somos capaces de reducir lo que ensuciamos tendremos que limpiar menos veces y dedicarle menos tiempo.

Si aún con estos consejos no te da tiempo de tener tu casa limpia, puedes valorar contactar con nosotros y nos encargaremos de que tengas más tiempo libre.

¡Ya sabes dónde encontrarnos!